Celiaquía, ¿intolerancia o moda?

Cada vez hay más casos de alergias e intolerancias. Esto es una realidad. Hace unos años (y no hace tantos, que no soy tan mayor) era casi extraño tener un compañero en clase alérgico o intolerante a algo. Ahora es raro lo contrario. Encontrarte un aula donde no haya un alumno alérgico a algo, es prácticamente imposible. ¿Por qué? hoy analizamos que puede estar ocurriendo en los últimos años.

En particular, en esta entrada quería analizar más de cerca la intolerancia al gluten y cómo una dieta sin gluten “por moda” puede ser peligroso para los verdaderos intolerantes.

Quería agradecer la idea de escribir esta entrada a mi tía Ana Quintero, quien sabe de esta problemática de cerca. ¡¡Gracias Ana!! Y dedico la entrada a varias princesas celiacas de mi familia 🙂

Free picture (Vintage bread) from https://torange.biz/vintage-bread-26837
Campo de trigo, prohibido el paso al celiaco

Alergia al siglo XXI

Existen varias teorías por las cuales hay cada vez hay más casos de alergias e intolerancias en los países desarrollados. Una de las más fuertes, es la Teoría de la Superhigiene.

¿Demasiado limpios?

La leche materna nos proporciona anticuerpos los primeros días de nuestra vida, frente a algunos patógenos. Es la primera “vacuna” que recibimos. Sin embargo, estamos, desde que nacemos, expuestos a microorganismos que intenta atacarnos constantemente. Nuestro sistema inmune tiene que actualizarse a diario y almacenar nuevos datos de lucha frente a los invasores, como un ordenador de última generación.

Algunos estudios, revelan que nuestras recientes prácticas de sobreprotección a los bebés impiden que el sistema inmune reciba estos datos. Algunos ejemplos son: esterilizar todo, no dejar que toque nada del suelo o el uso masivo de jabones y detergentes impiden que el sistema inmune reciba estos datos.

defense-1403072_960_720.jpgDicho de otro modo, hacemos vago al sistema inmune. No le enfrentamos a los microorganismos del ambiente porque nuestra limpieza y cuidado hace que se minimicen los patógenos.

Esto se acaba traduciendo en que el sistema inmune, no recibe estímulos, no se entrena y al final acaba alterándose. ¿Y cómo se altera? o con falta de reacción cuando más lo necesitamos o reaccionando ante cualquier cosa.

Cuando tú a un órgano o sistema no le estimulas para lo que está diseñado, al final acaba atrofiándose. Si los ojos no reciben luz los primeros días de vida, el bebé será ciego para toda la vida. Si el sistema inmune no recibe estímulos desde el principio fallará y puede reaccionar incluso a alimentos.

¿Deberíamos lavar menos a los niños?

No, tampoco quiero dar esa impresión.

Nuestros hábitos de higiene y buena alimentación han permitido incrementar nuestra esperanza de vida.

Obviamente, la mayoría de nosotros gozamos de mejor salud si estamos bien aseados y alimentados. Pero no hay que obsesionarse. No hay que abusar de los jabones por ejemplo y es mejor, en la medida de lo posible, utilizar productos syndet (sin detergente) y sin excesivos perfumes. El uso excesivo de estos productos, altera incluso nuestro microbioma y esto puede alterar nuestra piel y minimizar su defensa frente a patógenos.

download
No siempre el jabón más limpiador, es aquel que hace más espuma.

Tampoco debemos abusar de perseguir al bebé o al niño para que esté siempre seguro. Los niños deben desarrollarse, jugar, experimentar, caerse y enfermar. Es parte de nuestro desarrollo y nuestro aprendizaje. No digo que no esterilicemos los accesorios del bebé ni que pequemos de falta de cuidado, pero tampoco hay que ponerse cardiaco si toca lo que no debe.

Una cosa es segura, en países subdesarrollados, donde las condiciones de higiene y alimentación no son las más deseables, no se registran apenas casos de intolerancias o alergias. Aunque, por supuesto, presentan otra serie de patologías.

¿Los alérgicos son personas que tienen hábitos de superhigiene?

No, al menos no siempre. Esto es una teoría, y un amplio porcentaje, posiblemente si tengan estos hábitos, pero no significa que el 100% de los alérgicos e intolerantes sea debido a esta causa. Como la mayoría de las patologías tienen una causa multifactorial. Es decir, juegan factores genéticos y factores ambientales (alimentación, higiene, hábitos, índices de contaminación en tu ciudad…).

Un ejemplo, la celiaquía

La celiaquía o intolerancia al gluten, es una afección que provoca una respuesta alérgica e inflamatoria en el intestino tras la ingesta de gluten, una proteína presente en algunos cereales como el trigo, la cebada, el centeno, la avena, la espelta, el kamut o el triticale.

Algunos alimentos procesados, también pueden incorporar gluten que se utiliza como espesante normalmente.

La intolerancia al gluten tiene un alto componente genético pero también pueden influir factores ambientales, incrementando el riesgo de padecerla.

Se estima que el 1% de la población es intolerante al gluten y es el doble de frecuente en mujeres que en hombres.

Puede aparecer en edades muy tempranas, cuando recién se incorporan los cereales a la dieta del bebé o incluso ya en etapa juvenil o adulta.

¿Es lo mismo intolerancia que alergia?

No. Una intolerancia puede deberse a una alergia a ese alimento, pero no siempre tiene por qué haber alergia como tal. La intolerancia a la lactosa no es una alergia, si no la falta de una enzima en nuestro intestino que imposibilita su correcta digestión. La celiaquía, sin embargo, si cursa con una respuesta alérgica al gluten, lo cual provoca inflamación del intestino tras su consumo. download (1).jpg

Sin embargo, es una reacción de grado bajo. La ingesta de algo de gluten en el paciente no le provoca una respuesta anafiláctica fatal o que ponga en peligro su vida.

La ingesta de gluten a un celiaco le provoca síntomas como malestar, diarrea, retortijones, nerviosismo e irritabilidad. En algunos casos, también puede provocar estreñimiento, alteraciones en la piel, cansancio y anemia.

Una persona alérgica a un alimento como frutas, frutos secos, huevo o mariscos si puede peligrar su vida. Su consumo, aunque sea en trazas, genera rápidamente anafilaxia que puede desembocar en un shock anafiláctico que hay que tratar en minutos, o terminará con la vida del paciente.

¿Si soy celiaca, puedo tomar gluten en baja cantidad?

Resultado de imagen de glutenNo, no hay que tomar la celiaquía a la ligera. Es peligroso consumir gluten siendo celiaco, ya que se ha comprobado que a largo plazo esa inflamación constante del intestino puede conducir a un mayor riesgo de cáncer de colon y otras afecciones intestinales o autoinmunitarias. Sobreestimular el sistema inmune nunca es buena opción.

Por no hablar de las carencias nutricionales y riesgo de deshidratación que puede acarrear la diarrea continuada que puede provocar el consumo de gluten en un celiaco.

Si eres celiaco, busca siempre estos símbolos en las etiquetas de los productos. El primero es el Símbolo sin Gluten aceptado a nivel internacional y el segundo la marca de garantía de producto controlado por FACE, la Federación de Asociaciones de Celiacos de España.

Dieta sin gluten: ¿sana? y de moda

Recientemente, se ha puesto de moda pedir la carta sin gluten, porque se considera una dieta más saludable.

Resultado de imagen de gluten

Los nutricionistas afirman que la dieta más saludable es aquella que está equilibrada.

Una dieta sin gluten puede ser menos saludable que una dieta con gluten que está mejor estructurada y completa.

En otras palabras, no es más sana una dieta con gluten que sin ella. Hay que ser consciente de lo que comemos. La mejor opción es comer todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita en cantidades suficientes: vegetales, frutas, proteínas, hidratos de carbono, vitaminas, minerales y agua.

Quitarnos el gluten no nos hará adelgazar más rápido, si nos hartamos de dulces sin gluten, tampoco hará que suplamos las vitaminas que nos aporta la fruta si no la comemos, etc.

Dieta de moda =Peligro para el verdadero celiaco.

Una realidad que está ocurriendo es que los restaurantes, al estar de moda, acogen en sus menús alimentos sin gluten.

Hasta aquí no hay problema, pero hay que hacer esta inclusión correcta. Un paciente celiaco no debe comer trazas de gluten, y debe evitar contaminaciones cruzadas.

Una contaminación cruzada, ocurre cuando en un mismo utensilio de cocina (sartenes, ollas, cucharas, encimeras…) se cocinan alimentos con gluten y alimentos sin ellos.

Una persona que pida una dieta sin gluten, pero no es celiaco, no tendrá problema en comer un alimento sin gluten contaminado, porque se haya cocinado cerca o previamente un alimento con gluten. Pero, un paciente celiaco si notará el malestar tras el consumo de un alimento sin gluten con contaminación cruzada.

Cuando el restaurante se acoge a la moda, no siempre respeta el cuidado de esta contaminación. Y si encima, la mayoría de sus consumidores realmente no son celiacos, no recibirá quejas al respecto.

Esto puede ser un gran problema de salud, ya que los celiacos, ahora pueden tener dudas de qué restaurantes ofrecen realmente una carta de menú  verdaderamente libre de gluten o, tan solo, una carta de moda.

Si no eres celiaco, se consciente, puedes consumir productos sin gluten, pero no es más saludable, y especialmente, no es saludable para nuestra sociedad alimentar estas modas.

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s